¿Cómo evitar el pago de tus multas?

Las personas solemos intentar ser lo más respetuosos posibles con la ley y conducir con las mayores precauciones posibles. A final de cuentas, nadie quiere llenarse de multas, gastar dinero, ni perder los puntos de su carnet de conducir.

Sin embargo, cualquiera de nosotros puede perder la cabeza en algún momento del día y superar sin querer el límite de velocidad, olvidar prender las luces, andar sin el cinturón de seguridad, saltarse alguna señalización, entre tantas otras situaciones.

Pero ¿hay alguna forma de evitar pagar el dinero de las multas que nos saquen? La respuesta es un rotundo “sí”. Las situaciones en las que las multas se gestionan mal y no podemos apelar para evitar el cobro son muchas más de las que podríamos imaginar.

 

Multa con errores

No es tan extraño como puede parecer. Muchas veces los policías gestionan de mala manera la información y realizan sus partes con poca exactitud. Es por esto que en todos aquellos casos en los que percibamos algún error en el procedimiento y en los diferentes datos que contenga la multa, podremos apelar al juzgado y, en el mejor de los casos, anular dicha sanción.

Así que si fíjate muy bien en datos que hagan referencia al día, hora y lugar del acontecimiento, así como los diferentes detalles referentes a tu cocho, su color y su marca. Si existe la posibilidad de ahorrarnos un dinero, nunca está de más el prestar atención a estos elementos tan relevantes.

 

Comunicación fuera de tiempo

Según lo establecido por la ley, las distintas administraciones tienen determinados plazos que deben cumplir al momento de realizar las correspondientes notificaciones. En el caso de las infracciones leves, la administración deberá comunicarse en un plazo inferior a los tres meses el veredicto final.

En los casos de infracciones menores deberás ser notificado en un plazo máximo de seis meses y, en el caso de las infracciones mayores, dicho plazo aumenta hasta los doce meses. Si en cualquiera de estos casos no recibes las notificaciones en el debido tiempo, puedes apelar y absolver del pago de este dinero.

 

Reafirmar el testimonio del policía

Una de las mejores estrategias al momento de evitar el pago de una multa, es recurrir a la sanción y esperar a que se desarrolle el proceso de verificación. En este período, el agente que te sancionó deberá acudir a reafirmar su testimonio y es en dicho momento en el que se presenta la oportunidad.

Muchas veces el agente tarda más de la cuenta en realizar el trámite o se dan cuenta de que el expediente no se encuentra disponible. En ambos casos, puedes apelar ante el juez para que te revoque la multa y evitar perder dicho dinero.

 

La fecha en la que cobren la multa

Aunque no lo creas, las instituciones judiciales tienen plazos máximos estipulados por la ley para realizar los cobros de las multas. Si pasa más de un año desde el momento en que han llegado las notificaciones con respecto a tu sanción hasta el día en que quieran cobrarte la multa, puedes apelar con muy buenas opciones de ganar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *