No cometas estos 5 errores cuando elige un préstamo

Por lo general, pocas personas ponen el cuidado suficiente a la hora de escoger los préstamos que solicitan.

Esto hace que se pasen por alto algunos detalles que, sin duda alguna, facilitan o dificultan que puedas enfrentar las obligaciones que usualmente generan los préstamos.

¿Qué debes tener en cuenta al solicitar un préstamo?

Aunque parezcan detalles obvios, muchas personas no conocen la importancia de analizar detalles como los plazos, la cuantía y los intereses.

Además existen decenas de condiciones secundarias que son la clave en la forma en que puedas adaptar tu préstamo a tus gastos mensuales.

¿Por qué estos errores son tan comunes?

La mayoría de las personas buscan un préstamo ante un estado de emergencia o una necesidad inmediata, algo que condiciona el tiempo que pueda aprovechar para escoger de forma inteligente.

Mira cuales son los errores más frecuentes que se cometen al elegir un préstamo.

 

  • Pedir en exceso

 

Muchas personas optan por pedir mucho más de lo que necesita, algunos con la idea de que el banco solo aprobará montos inferiores y otros por simple avaricia.

En cualquier caso esto puede resultar un desastre, pues mientras más rápidas, mayor cantidad de intereses debes pagar y más tiempo estarás pagando esta obligación.

Lo ideal es que solo pidas la cantidad que realmente necesitas, así podrás cubrir tu necesidad sin endeudarte de más.

 

  • Escoger siempre los plazos más largos

 

Si bien hacerlo de esta forma te permitirá pagar cuotas mensuales más cómodas, la verdad es que al final terminas pagando mucho más de lo que en un principio se te presto.

Para equilibrar el tiempo de pago, es necesario que seas realista con tu capacidad y elijas la cantidad de pagos que mejor se adecue a tu economía sin hacerte perder dinero.

 

  • Ignorar productos vinculados

 

Esto sucede muy a menudo en los bancos, y es que estas entidades bajan los intereses y alargan el plazo de pago haciendo más atractivos sus préstamos.

Sin embargo, a estos le agregan productos financieros vinculados como tarjetas de créditos, seguros personales o domiciliación a las cuentas, lo que a mediano plazo puede generar un desajuste en tu economía.

Evita esto solicitando toda la información sobre cada posible préstamo, y desecha cualquiera que agregue otra forma de obligación a tus finanzas.

 

  • Escoger sin comparar

 

Comparar te brinda la oportunidad de elegir de forma eficiente el préstamo que más se adecue a tu necesidad y a tu capacidad.

Dedica algo de tiempo a visitar varios bancos y ver sus instrumentos, al final tu decisión será más sabio y saludable para tus bolsillos.

 

  • Firmar sin leer

 

Aunque es su obligación, en ningún banco te explicaran todos los detalles de los contratos de préstamos, por ello es importante que leas con detenimiento todo el documento.

Esto te permitirá saber a ciencia cierta todas las condiciones que el banco te coloca, tus derechos y tus verdaderas obligaciones, así como los plazos y las garantías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *