¿SABÍA QUE EL OCHENTA POR CIENTO DE LA ENERGÍA QUE CONSUME UN ASCENSOR SE DEDICA A LA ILUMINACIÓN?

En efecto, el 80% de la energía que consume un elevador se emplea en iluminación y el 20% restante se destina al movimiento. Asimismo, el 60% de la energía consumida por un ascensor es en modo parada o stand-by.

Se calcula que los ascensores consumen en torno al 5% de la energía necesaria en un edificio de viviendas.

La conclusión a la que llegamos es que, si el objetivo es el ahorro de energía, sería preferible optimizar el sistema de iluminación antes que la maquinaria. Ahora bien, una instalación moderna significará un ahorro en mantenimiento, mayor seguridad, menos tiempo empleado en subidas y bajadas y un nivel de ruido inferior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *