Tipos de cuentas bancarias y para qué sirven

Administrar correctamente nuestro dinero es fundamental si queremos tener una economía sólida donde no haya lugar a problemas económicos, y uno de los primeros pasos para ello es abrir una cuenta en determinada entidad bancaria.

 

Pero cuando llegamos a una, nos encontramos con que el administrativo nos pregunta “¿Qué tipo de cuenta bancaria desea aperturar?” es cuando nos damos cuenta que no solo hay una o dos, si no que son varias y que cada una cumple o cumplirá una función en específico. Por ello es necesario conocer cuál nos conviene para evitar comisiones por servicios que no necesitaremos en nigua momento de nuestra vida.

 

Cuentas de ahorro

 

También se le llama cuenta remunerada y es usada en mayor parte por los ahorradores, pues ofrece cierta rentabilidad en comparación a otras cuentas bancarias, estas cuentas varían de acuerdo a los cargos mensuales por el servicio, por la tasa de interés y por el depósito inicial mínimo.

 

Este tipo de cuenta es ideal para quienes deciden ahorra una parte de sus ingresos, generando intereses que incrementan los fondos iniciales. Otra ventaja que nos presenta la cuenta de ahorros es que podemos recuperar parte o todo el dinero ahorrado en cualquier momento sin comisión alguna (Este punto podría variar dependiendo del banco).

 

Cuentas corrientes

 

Esta es una de las cuentas más utilizadas por los usuarios de las entidades bancarias, ya que con ella podremos realizar transferencias, recibir pagos, domiciliar gastos, etc. Además de que nos permite disponer de tarjetas de crédito o débito.

 

Cabe destacar que este tipo de cuentas no son las más idóneas para quienes desean ahorrar ya que no nos ofrecen ninguna remuneración por el dinero que se mantiene dentro de la cuenta.

 

Cuentas nómina

 

Si no vas a domiciliar tu nómina mensual, no te recomendamos aperturar este tipo de cuenta. A pesar de ser muy similar a la cuenta corriente tenemos que dejar en claro la ventaja que representa tener este tipo de cuenta bancaria.

 

Esta cuenta te permite domiciliar tu nómina, a cambio el banco ofrece una devolución de estos gastos de un 2 al 3% del total que se domicilio; en algunas ocasiones también te ofrecerá una remuneración por mantener el dinero en la cuenta, aunque este detalle no es muy usual; el banco no te debe cobrar comisiones por mantenimiento y por haber abierto este tipo de cuenta.

 

Cuentas de jubilación individual

 

Dentro de esta cuenta nos permite ahorrar de forma independiente para nuestra jubilación. Esta cuenta de jubilación individual se divide en dos: La tradicional y la Roth.

 

La cuenta Roth nos permite retirar los fondos sin ningún interés en cualquier momento, pero otros prefieren la tradicional ya que es deducible de impuestos. Sin embargo ambas tienen un límite de contribución y otros aspectos los cuales es mejor analizar antes de aperturar esta cuenta.

 

Cuenta joven

 

Por lo general en muchas entidades bancarias este tipo de cuenta tiene como límite de edad los 30 años, ya que como su nombre lo dice es para jóvenes de entre los 20 y 29 años que podrán disfrutar de esta cuenta sin comisiones de apertura ni mantenimiento.

 

Este cuenta también ofrece la facilidad de utilizar una tarjeta de débito solamente una vez al mes, donde podrás realizar compras por Internet o retirar dinero de un cajero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *